martes, 23 de marzo de 2021

#1 - Consejos sobre como NO ser Blogger

¡Hola!

Hace tiempo que tenía pensado en hacer esta entrada. De hecho, en el texto original ponía "Septiembre" pero lo tuve que borrar para escribir una presentación como es debido, así que háganse una idea.

La cuestión es que ha llegado el momento de escribir esta nueva sección de consejos particulares. Porque si hago todas las cosas de forma "Peculiar" (como si del Hogar de Miss Perigrine se tratase) ¿por qué está sección iba a ser diferente?




Consejos sobre como NO ser Blogger


Sí, arranco con mi propia tira de consejos o cosas, quizá idas de olla propias, para hacer cosas. ¿Cómo comenzó esto? Bueno, pues pensando que había que hacer algo nuevo, bonito y... mejor no me enrollo, porque el primer punto nos puede dar una respuesta.

1# - Las comparaciones son odiosas, ¡PERO MIRA QUE BLOG TAN GUAY!


Como persona que se introduce en el mundo, uno tiene determinadas inquietudes. ¿Cómo puedo hacer esto? ¿Cómo hago aquello? ¿Son mejores las entradas literarias o las reseñas? ¿Blogger o Wordpress-? ¿Blog o Web? ¿A o B? ¿Izquierda o Derecha, drugo?

Claro, son un millar de dudas, mil inquietudes y no avanzas. Tienes tus ideas de tus cositas que quieres hacer. Lo normal, lo lógico y pasas a ello. Entonces empiezas a construir tu "Blog" (has llegado a la conclusión de qué es lo que te gusta). Terminas, le pones una imagen bonita, un diseño, un widget. Acabas con las primeras entradas y eres feliz.

Luego pasas al infierno. Te pones a navegar por las redes sociales, encuentras otros blogs y cuando vas a darle a seguir para tener seguidores... te encuentras con la devastadora realidad: tu blog no mola tanto. No es tan bonito.

Podríamos decir que es un síndrome obsesivo, algo como las que se operan tanto que no saben cuando parar. Que si lifting, que si botox, que si ponme relleno que quiero tener airbag propio... Tu blog empieza a ser tu propio Frankenstein a base de experimentar porque no hay autocontrol, no lo ves lo suficientemente bonito, porque vivimos en un mundo estético de competencia continua y de repente ¡BOOM! te quieres cortar las venas con una cucharita como en Happy Tree Friends.

Sí, todo muy dramático.

Anti-consejo: Míralo todo y agobiarte, para tu salud va fatal. Provoca bloqueo creativo además. Además, la envidia tiñe.

Consejo: Respira, tómatelo con calma. Haz algo de meditación y practica el Mindfulness, puedo recomendarte buenos libros sobre eso. Soy librera, sé de lo que hablo. En nuestros momentos de constante "Superación personal" vamos a querer mejorar la apariencia del blog, pero no tiene que ser continuo, no tiene que ser YA, y tu blog no tiene que ser una "caca de vaca". Recuerda, ¿te gusta? Si la respuesta es un "sí" y mientras que sea fácil de manejar para el que entra a leerte (nada de mega recorridos intrincados para encontrar la reseña por muy bonito que se vea), ya lo tienes todo hecho. Lo demás va sobre la marcha.


2# - Super-amo las super-redes sociales. ¡Hola camión!

Vivimos en la era de las redes sociales, de la publicidad a través de ellas en la que la presencia del escritor a través de Facebook, Twitter e Instagram es tan natural como pedir una bebida X en un bar (no diré marcas, aquí de momento no me promociona nadie xD). Pero también hay que asimilar una cosa *Momento crítica social*: estamos muy pegados el móvil y eso también puede tener consecuencias.

(Como el "¡Hola camión!". No pude evitar ese guiño a la "Guía del Autoestopista galáctico").

Para intentar mantener mi pinza un poco más atada... Hay que saber mantener un equilibrio entre las redes sociales, porque luego comienza la obsesión de los likes, los RTs, los seguidores, la oscuridad de si no se consiguen más y un largo etcétera. Es una lucha por ser escuchado en una inmensidad en la que todos están gritando cada vez más fuerte y de nuevo... ¡Desesperación!

Anti-consejo: Venga, déjate llevar por las redes sociales. Vive por y para ellas. Crea cosas sin contenido cada 30 segundos o déjalo todo abandonado. Y de paso vuelve a compararte con todos los demás mientras compruebas cada minuto tu evolución de seguidores.

Consejo: El contenido es lo importante pero también un trabajo continuo pero no obsesivo en las redes. Hay personas que no pueden estar al 100% en sus redes sociales y tampoco se tienen que dejar llevar por la desesperación. Poco a poco se van creando las conexiones, contenidos, etc. Todo fluctúa y más ahora que se puede ser gloria de un día en 5 minutos. Es necesario un equilibrio: contenido sin estar ausente / presencia sin ser spam.

3# - Oh, soy súper humilde. ¡LÉEME, LÉEME, LÉEME!

Sí, esta es fácil. No hay nada mejor que entrar en cualquiera de tus redes sociales y encontrarte con amistosas invitaciones que luego caen en el más profundo de los olvidos. ¡OJO! Soy la primera en pecar de eso. Mi historial de entradas lo demuestra. No tengo una consistencia en las redes sociales como para poder hacerlo con naturalidad, pero es que si ya la vida te exige, ¿voy a esclavizarme a un teléfono?

Anti-Consejo: Spamea a muerte. Que se enteren todos de que existes. Insiste hasta que te bloqueen y luego quéjate en las redes sociales de lo borde que es la gente. Eso siempre genera feedback. Venga, corre.

Consejo: SENTIDO COMÚN. Habla con la gente, busca quien está en tu línea de lectura y que sea algo que concuerde. Si quieres un lector romántico, no vayas a uno de terror. Mal. No es tu público objetivo. No seas pesado. Sé agradecido.


4# - Como odio esto, ¡BIENVENIDO A UN MUNDO FELIZ!

Aquí no me voy por las ramas. Vivimos en una sociedad hipócrita, falta y en el que el buenismo social ha pasado de ser una normal de convivencia a una imposición por la cual dejamos de lado nuestras opiniones por miedo a ser víctimas de un estigma por el cual somos atacados, apedreados y un largo etcétera. Es decir, ya no puedes expresar que algo te pone triste, te cabrea, porque la sociedad solo acepta la felicidad. Nos hemos transformado en aquello que Huxley y Orwell advertían. Una fusión entre Un mundo Feliz y 1984, en la que estamos perpétuamente vigilados por nuestros dispositivos. Los cuales, a su vez, nos bombardean de información para que recordemos que, nuestros deber, es ser felices y contribuir a la socidad.

Así que...

Anti-Consejo: Sigue en el mundo de la piruleta. Pierde tu personalidad. Venga, déjate llevar por el lavado de cerebro industrial y escupe arco iris al hablar. Todo irá bien. Envía al exilio a quien intenta nublar tu brillante día.

Consejo: SÉ-TU-MISMO. Así de fácil. Si algo no te gusta, déjalo. Si el libro te aburre, salvo que tengas un compromiso que te ate a él (trabajo o una promesa), déjalo, ¡HAY MÁS! Y no tengas miedo a decir que no te gusta. Esto no da carta blanca a ser un cabrón. Es decir lo que uno siente, no a ser cruel con otro. Que lo de ser felices y compañeros son normas de convivencia, no imposiciones sociales.


Como ven, puedo tirarme con ironías y bromas sobre diez mil cosas que NO se tienen que hacer y lo que realmente debería hacerse. Poniendo un bonus, no dejen todo olvidado durante dos años, que luego no los recuerda ni el Tato. Pero internet es una máquina devoradora, y más en los tiempos en los que vivimos. No creemos el mundo de la piruleta, pero hagamos que la convivencia sea más sencilla. Un poco de felicidad, un poco de compañerismo y esto va rodado.


Un abrazo gente y en breves más.


2 comentarios:

  1. ¡Hola! Interesantes consejos, pienso lo mismo, hay que ser más auténtico ¡En todos los ámbitos de nuestras vidas!

    Muy linda entrada.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Interesantes consejos, pienso lo mismo, hay que ser más auténtico ¡En todos los ámbitos de nuestras vidas!

    Muy linda entrada.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar